• Email: contacto@antaramining.cl
img

Sobre la transformación digital: “Hoy Chile se ha convertido en un buen semillero de talento”

  • 07 de Febrero de 2022

Jaime Arrieta, CEO de Buk

Chile es y seguirá siendo cuna de innovación en materia digital, escenario que como emprendedores, nos llena de orgullo. Es por esta razón que decidimos entrevistar a Jaime Arrieta, CEO de Buk, empresa chilena que desde su creación en el año 2016, ha buscado cambiar la forma en la que se manejan las tareas administrativas y de capital humano en las empresas. Buk desarrolló una plataforma cuyo propósito es el atender todas las necesidades de gestión de RRHH en estas, hablamos de una potente herramienta digital capaz de apoyar con tareas que van desde el pago de remuneraciones hasta el desarrollo profesional de los colaboradores. 

Buk ya ha ayudado a más de 4.000 empresas en Latinoamérica, a quienes gracias a su solución, han logrado construir un lugar de trabajo más feliz. Por supuesto Antara Mining es una de ellas. Hemos estado trabajando con Buk para crear una mejor experiencia para cada uno de nosotros, para ahorrar tiempo en tareas administrativas e igualmente, para potenciar el talento de nuestra organización. 

Y es gracias a que entendemos el gran impacto que tienen las nuevas tecnologías, incluso en las tareas más cotidianas, que decidimos contactar a Jaime, para que nos contara su versión de la historia. En esta entrevista conocerás qué los diferencia de otros servicios, los beneficios de la transformación digital en el mundo administrativo, el cambio del ecosistema de startups en Chile, y especialmente, la importancia de darle valor a cada actor decisivo al momento de realizar una compra.

Comencemos…

¿Cuál dirías que es el elemento diferenciador entre una empresa que utiliza Buk frente a una que no?

Te diría que el elemento diferenciador, es que vimos los problemas desde afuera. Lo interesante es que en Buk nadie viene del área de recursos humanos, ninguno de los fundadores, todos incialmente provienen de otras industrias tan variadas como ingeniería, finanzas, entre otras. Entonces, con una mirada muy desde la tecnología, dijimos “¿cómo podemos ayudar al área de recursos humanos?”. Claro, cuento esto porque le dimos una mirada distinta respecto a las soluciones que había en ese entonces, si yo hubiera venido desde el mundo de recursos humanos probablemente habría llegado con otra solución muy distinta que lo que es BUK.

Por tanto vimos el mundo de recursos humanos desde afuera, analizamos las soluciones del mercado y llegamos a la conclusión de que no había una plataforma que diera una mirada integral del colaborador. Desde el momento en el que empiezas a buscar a una persona, realizas la selección, el reclutamiento, la contratas, haces el boarding, le pagas la nómina de sueldo, le haces una evaluación de desempeño y hasta el momento en el que se va de la empresa, no existía un software que ofreciera una mirada completa. 

Por supuesto, también encontramos desafíos, porque hay una parte que es muy dura: la parte más cuantitativa del canal laboral. También hay una parte que es mucho más cualitativa, que es el desarrollo organizacional de la gente. Entonces, si bien habían softwares muy buenos para remuneraciones, otros para el desarrollo organizacional, no existía ninguno que tomara ambos mundos. Porque son dos caras muy distintas de la misma moneda. 

Por ejemplo, el Gerente de Recursos Humanos, quien es nuestro cliente principal, quiere tener una mirada del colaborador y no quiere meterse en un software para ver algo y meterse a otro para observar otra cosa. Él desea tener TODO en un súper programa de gestión de personas, y es ahí es donde hicimos la diferenciación. Dijimos: “somos el software integral de gestión de personas”, y ese en definitiva este es nuestro componente diferenciador. 

Considerando que al automatizar tareas y digitalizar procesos internos el ambiente laboral crece significativamente. ¿Cómo crees que el uso de las herramientas digitales faciliten y mejoren el rendimiento en el trabajo?

Ayudan harto, cuando tú haces transformaciones digitales, hay dos temas que son muy importantes: la tecnología y el agente del cambio. Las personas que usarán una nueva plataforma pueden tener total apertura al cambio o no, en ambos casos es necesario que exista alguien que se encargue de guíar este cambio y permitir a los demás sumergirse en las tecnologías de la transformación digital.  

Dicho eso, en Buk el impacto ha sido grande. Es interesante, porque mucha gente tiene miedo de perder el trabajo porque implementaron un software que automatiza todo y se preguntan, ¿dónde quedamos nosotros? Y en realidad es todo lo contrario, esta es una tremenda oportunidad, especialmente en recursos humanos, que es en el área donde nos especializamos. 

Lo que te está permitiendo esta transformación digital es empezar a enfocarse en la gestión del talento, empezar a enfocarse en las personas que están en frente del computador haciendo, ingresando información o sacando cosas. Entonces, la tecnología permite dejar de lado ciertas tareas o procesos internos, con lo que se minimizan los errores, para que sean auditables, y con buena trazabilidad, etc. 

Además te libera, ahora tienes tiempo para estar con las personas, donde más uno puede aportar valor y donde más se genera también. En el área de recursos humanos tienes que estar con los colaboradores, gestionando personas y con Buk hemos visto eso. Nuestro software te permite hacer pasar de ser esa oficina tradicional que en el fondo todo lo gestiona a través de montones de papel, para convertirte en una pieza estratégica de la organización. Y todo porque empiezas a gestionar a las personas. 

Buk también te entrega herramientas para esa gestión de talentos; por ejemplo, atraigo profesionales con mis buenos beneficios, puedo potenciar el talento con un buen módulo de capacitaciones, puedo retenerlo haciendo encuestas para ver como mejora el clima laboral, etc. Al final te va dando herramientas para hacer mejor tu trabajo  y posicionarte como un ente estratégico. 

Buk ha sido todo un éxito, que desde Chile ha tenido un crecimiento exponencial posicionándose dentro de las startups más valoradas de Latinoamérica. ¿Cómo ha sido el aporte del ecosistema, ya sea de startups como Antara, para lograr este tipo de resultados?

Yo diría que lo que se ha visto en Chile, donde están saliendo varias startups exitosas a conquistar LATAM y el mundo, se debe en gran parte a los primeros atrevidos en ese paso internacional. 

En Chile había una mentalidad de que uno hacía una startup pensando en el mercado chileno, pero la oportunidad es mucho más grande. Startups como Antara, son empresas que se atrevieron a ir hacia afuera mucho antes que otros y eso le ha abierto la mente a las startups chilenas de ser un poquito más ambiciosas, queriendo ir más allá de Chile. 

A mí otras startups me han abierto los ojos en el sentido de ser un poco más ambicioso, y eso ha tomado la mirada de los inversionistas. Lo cierto es que hoy Chile se ha convertido en un buen semillero de talento, ya que hay buenas ideas que crecen muy bien y eso también ayuda al ecosistema. Esto genera un círculo  virtuoso, en donde alguien comienza una startup, atrae clientes de afuera, atraen más startup y entramos en ese ciclo que ojalá dure por varios años más. 

Y es que todo aporta, aportó Antara Mining con su granito, aportaron otras startups con otro granito y eso compone el ecosistema de hoy. Existen inversionistas de afuera que están muy interesados en la región, sin embargo, es importante que vayan creciendo otras startups para aumentar esa visibilidad, también para compartir ideas. Por ejemplo, me junto con el dueño de Antara en charlas de Endeavor, entonces se comparten buenas ideas y hay una colaboración entre “startuperos” muy importante y eso ayuda al ecosistema. 

También ayudan otras instituciones, como Corfo, igualmente los medios de comunicación están dándole mucho despliegue y noticias sobre startups, eso también aporta, entonces cada pieza está cumpliendo su rol y ojalá siga así.  Yo creo que ha sido un motor crucial de crecimiento ahora, en última instancia, para ofrecer algo de mucho valor agregado. Nosotros no estamos vendiendo palos y piedras, sino que estamos vendiendo tecnología, un producto final, un servicio que genera mucho valor y pretendemos que eso siga siendo así.

Tanto Antara Mining como ustedes están inmersos en el negocio B2B, en donde quien tiene la necesidad de su servicio, no siempre tiene la decisión de adquisición. ¿Cómo agregan valor a los diferentes actores claves de la decisión de compra?

Es crucial la venta B2B, donde no necesariamente el buyer persona es el user persona o el que compra es el que lo usa; a veces sí, a veces no, es complejo. A veces las decisiones de compra se toman en conjunto, unas veces puede tomarla el gerente de recursos humanos, pero también el de tecnología tiene algo que decir y al final el que toma la decisión es el gerente general. Hablamos de una decisión de compra donde participaron 3 personas por ejemplo. Y al final el usuario podría ser gente de recursos humanos, pero quizás no lo ocupa y lo ocupa el jefe de selección y reclutamiento. En este caso se mezclan esos usuarios. Sin embargo, lo más valioso es tener bien mapeado los intereses de cada uno de los usuarios. 

Por ejemplo, si vas a hablar con el de tecnología, probablemente las preguntas que te vaya a hacer van a ser enfocadas a la tecnología; si hablas con el Gerente General quizás va a querer saber sobre el retorno de la inversión o temas como quiénes son los inversionistas que están detrás. Entonces hablamos de una venta muy consultiva donde tienes varias interacciones. 

Obviamente, esto depende de que tan enterprise sea tu solución, pero hay veces en las que con cada interacción tienes que tratar de entregar valor a tu cliente y a tus usuarios; y más que tener una mirada por persona, tienes que tener una mirada más bien de cuenta, como con el Account Based Targeting. Por ejemplo, tengo una cuenta a la que quiero vender mis software y ver quienes son los stakeholders de las distintas partes para ver como le voy vendiendo a cada uno distintos elementos; entonces puedo entrar por  tecnología con un mail, después pasar por finanzas y entregarle cierta información sobre los retornos de la inversión, y así ir armando un relato en toda la organización para lograr la venta. 

Pero lo importante diría que es siempre generar valor, no la típica pregunta de  “¿tuviste tiempo de leer mi propuesta?”, eso no genera valor. Cada vez que interactuamos con alguien le damos información vital, por eso es fundamental siempre estar interactuando, cuando se genera valor antes de concretar la venta, vas tomando ciertas ventajas frente a la competencia.