• Email: contacto@antaramining.cl
img

¿Cómo las tecnologías 4.0 aportan en la disminución de emisión de gases de efecto invernadero en alcance 3 de la minería?

  • 19 de Noviembre de 2021

 

Estar a la vanguardia siempre le ha traído un sinfín de beneficios a la minería, y con esto nos referimos a las tecnologías 4.0 que cada vez más impactan el proceso productivo, logístico, comercial y más, dentro de este rubro. Por lo que, últimamente, se ha vuelto muy común ver compañías sumergidas en esta revolución industrial, ya sea a través del uso de Cloud, Inteligencia Artificial (IA), Robótica, IoT (Internet de las Cosas), Big Data, entre otros.

 

Aún más, la digitalización y automatización llega a mejorar la gestión logística tanto de los mandantes mineros como de sus proveedores en varios aspectos. No solo de la mejora de la calidad de vida de los trabajadores y comunidades, sino también de la protección al medioambiente donde se está desarrollando el proyecto minero.

 

De manera que, esta transformación digital y este rol que toma la minería para implementar de forma pionera nuevas soluciones, se vuelve en un factor clave para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero de alcance 3, que vendrían siendo todas las otras emisiones indirectas a lo largo de la cadena de valor que se generan como consecuencia de las actividades de la empresa, pero que ocurren en fuentes que no son propiedad o que no son controladas por la empresa minera. Las de alcance 1 vendrían siendo las emisiones GEI propias y directas de la empresa por uso de combustibles fósiles y explosivos, por otro lado las de alcance 2 serían las emisiones indirectas consecuencia del consumo de electricidad proveniente de fuentes de energía no renovables.

 

Como se puede entender, hoy en día existe una mayor capacidad de control, sobre las emisiones de alcance 1 y 2, son mucho más trazables y las herramientas para ello están más disponibles que para el caso de las emisiones de alcance 3. Actualmente la minería en la región, ha sido una de las industrias que ha tomado el timón en el compromiso para disminuir las emisiones y descarbonizar sus operaciones, en línea con el  Acuerdo de París para limitar el calentamiento global a 1,5°C y así llegar lo antes posible a emisiones netas 0, con fecha límite par el año 2050, todos estos esfuerzos y compromisos muchas veces van más orientados en medir las emisiones de alcance 1 y 2, las emisiones de alcance 3 son más difíciles de medir igualmente dado que son muchos actores los que participan en la cadena de valor, muchos proveedores de todo tipo y no todos pueden tener las herramientas y metodologías estandarizadas para hacer las evaluaciones y mediciones correspondientes, por ende puede ser un gran desafío el poder tomar compromisos frente a estas emisiones que puede llegar a ser gigantescas.

 

Gracias a la adopción de nuevas tecnologías 4.0 la industria minera, que busca hacer los procesos mineros sustentables y a la vez más eficientes, puede lograr una cadena de valor integrada y trazable junto a los proveedores, y así mejorar el control y medición, por ende, evaluar y tomar acciones que permitan mitigar, lo más posible o de raíz eliminar, cualquier impacto que pudiese surgir de las operaciones mineras sobre trabajadores, clientes, comunidades, medioambiente y el ecosistema en general.

 

Así lo podemos ver con los sistemas de ejecución y control de la producción que, hoy, sobre todo, terminan siendo la herramienta fundamental para la trazabilidad del producto terminado e insumos mineros críticos. Es el caso de la solución de software digital Antara MP,  una Plataforma MES (Manufacturing Execution System) que se encarga de trazar y visibilizar la totalidad del inventario del producto terminado, resguardando información de alta calidad y confiabilidad, que permite asociar la producción a los distintos procesos del cobre, desde que se genera hasta que llega al cliente final, todo ello con el fin de una mayor eficiencia y sustentabilidad en las operaciones, aportando así a una minería más amigable, más verde. 

 

Porque el cuidado del ecosistema y la responsabilidad social son vitales para seguir avanzando hacia una nueva minería; una minería inteligente. Con la menor huella de carbono, donde entre todos, nos ayudamos a ser no solo más eficientes y productivos, sino también, sustentables y conscientes, con el menor uso de recursos y generación de residuos.