• Email: contacto@antaramining.cl
img

Mujeres en minería: un escenario de apenas 20 años

  • 27 de Noviembre de 2019

La mujer en minería ha tenido un escalamiento gradual en su inserción. Recién en 1996 fue eliminado del Código del Trabajo la restricción donde a las mujeres no se les permitía ingresar a yacimientos mineros.

Dicen que porque “traen mala suerte” o “la mina se pone celosa”, un mito minero que quedó en el pasado.

Hoy cada mujer es libre de circular por faenas, desenvolverse en toda área de la minería y poder comenzar a forjar un espacio importante en el sector. Esto con el fin de promover la igualdad de género y por supuesto, la autonomía que la mujer ha podido desarrollar en todo ámbito de acción.

Según cifras levantadas por la Sociedad Nacional de Minería (SONAMI) en la industria trabajan 222.000 personas. 21.600 de ellas son mujeres, representando el 10% de su fuerza laboral. El estudio Vantaz desarrollado por Women in Mining reveló que sólo el 26% de ese total se desempeña en cargos de jefaturas y un 3% ocupa cargo en directorios. Debido al retraso en la integración en minería, el estudio reveló que el 76% de las mujeres que trabajan en minería cuentan con menos de 13 años de experiencia y sólo el 4% lleva más de 20 años en el sector. ¿La conclusión? Aún existe una fuerte división de género, la cual se está trabajando día a día para reducir y lograr la equidad que tanto se busca

En este marco BHP se puso como meta para el año 2025 contar con que el 50% de sus trabajadores sea mujeres a lo largo de toda la cadena de producción. Y no sólo se quedó con la buena intención, sino que ha ido incorporando paulatinamente a mujeres en sus operaciones, pero además dio un golpe a la cátedra dejando a cargo de una de sus mineras en Chile, Spence, a Mia Gous. Algo que también hizo FCAB con sus mujeres operadoras de ferrocarriles y también dejando como Gerenta General a Katharina Jenny, ejecutiva de destacada trayectoría en minería.

Por su parte Codelco ya comenzó con la implementación de la Norma Chilena 3262,  sobre la Igualdad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Personal y Familiar, teniendo la responsabilidad de impulsar que la dotación de sus divisiones sea basada en una mayor diversidad e inclusión. Antofagasta Minerals está trabajando actualmente sobre esta misma línea para lograr una cultura inclusiva y de esa forma ser líderes en su mercado.  

El desafío

Para dar una clara señal de avance en la materia, en 2006 fue elegida Karen Poniachik como la primera Ministra de Minería de Chile, sin duda un acto que sentaría precedentes. En 2014 Aurora Williams ocuparía ese mismo cargo para reforzar el poder y lugar que la mujer está tomando en este campo de acción. Un tema que se dando hoy en Chile y en el resto del mundo. 

En 2006 se hace inminente el cambio de la industria minera y la fuerza con la que la mujer se está introduciendo en sus diferentes áreas. En Reino Unido comenzó a forjarse una agrupación que reúne a mujeres del mundo y potencia su integración en esta materia. Women in Mining comienza a solidificarse y a atraer a diferentes países del mundo a sus arcas, para llegar al cono sur para ayudar en la integración de mujeres en la industria. En 2015 el desafío comienza en Chile, bajo tres pilares fundamentales de acción: 

  1. Lograr una alta adherencia de mujeres con la minería y ser reconocidos como un agente de  cambio por diferentes organizaciones del sector. 
  2. Apoyar y potenciar el desarrollo de toda mujer interesada en minería, brindándole redes de apoyo, colaboración y aprendizaje continuo. 
  3. Transformarse en referentes de apoyo femenino en minería.

¿Dónde están?

Actualmente el foco tecnológico en el desarrollo de la industria minera está en alza. Tal ha sido la inserción de mujeres en el área minera que hoy vemos algunas como creadoras de sus propias soluciones tecnológicas para la minería, o bien aquellas que lideran empresas tecnológicas que aportan al mismo sector. Un ejemplo de ello es Rossana Cortés quien lidera la producción de Eco-ladrillos en la Región de Atacama. Con relaves mineros comenzó a fabricar este producto que hoy es utilizado para construir plazas y otras obras públicas como la reconstrucción de calles, por ejemplo. Gracias a esta innovación ella busca disminuir los desechos provenientes de la industria  y de esa forma contribuir a una minería circular, donde toda emisión y/o desecho producido tenga un fin, par ser reutilizado y continuar cumpliendo con normas internacionales de producción minera. 

Otra empresa de alta innovación en minería que encontramos y que es liderada por una mujer, es Aguamarina. De origen chileno (Antofagasta) tiene a la cabeza a  la Ingeniera P.h.D. Pamela Chávez. El desarrollo en biotecnología para la industria es su foco, transformándose en un increíble aporte tecnológico para la industria minera global. Entre las invaciones de esta empresa se encuentran supresores de polvo o estabilizadores de relaves, todo con bacterias.

Sin duda que tenemos un gran desafío, impulsar cada vez más la participación de mujeres en la minería, y especialmente en actividades críticas. Son grandes compañías las que hicieron un compromiso para abrir puertas y fomentar la participación femenina, pero aún así debemos proteger y potenciar aún más esos espacios de desarrollo.  La tarea es de todos, desde adaptar faenas para que las mujeres puedan desempeñarse cómodamente, hasta crear programas para que sea posible compatibilizar la vida familiar con el trabajo.