• Teléfono: +56 (55) 2252 840
  • Email: contacto@antaramining.cl
img

I+D+i: El nuevo impulso de la minería chilena (8 min.)

  • 30 de Enero de 2020

Los nuevos desafíos que se deben enfrentar son el motor para evolucionar, para innovar. Es el caso de Chile, donde la minería debe crecer, potenciarse, tener nuevas herramientas para que la industria sea cada vez más productiva, segura y sustentable. Esta tarea involucra a varios actores para poder sacarla adelante y que en un mediano a largo plazo las soluciones creadas se vean implementadas y generen impacto positivo. Hay que consolidar una minería que ya cuenta con un potencial enorme de cara al mundo y que hace que Chile se posicione como referente en la materia.

Actores públicos, privados, proveedores, académicos, centros de investigación e incluso estudiantes tienen el deber de identificar necesidades existentes para crear un valor agregado a las herramientas que de hoy en adelante se harán cargo ellas.

Es por esto que cada paso que demos será multidimensional, pues cada parte tiene algo que aportar: será complejo, requerirá de mucho conocimiento y generación de nuevas tecnologías innovadoras, sin duda. Pero la posición geográfica de Chile, la cantidad de minerales a nuestra disposición ya hacen más ameno el escenario. 

Es así como en 2012 se crea la Ley de investigación y Desarrollo (I+D), la cual tiene como fin incentivar a las empresas a que aporten parte de sus recursos a la investigación y desarrollo de herramientas, obteniendo con esto beneficios tributarios. Los centros I+D inscritos ante Corfo son quienes podrán optar a ser agentes relevantes dentro del ámbito de la innovación y a obtener sus beneficios asociados. Hoy muchos centros son pertenecientes a empresas que realizan investigación o a las propias universidades. Acá, como bien dice el nombre, se abordan dos áreas:

  1. Investigación: Se indaga para la creación y generación de nuevo conocimiento, mediante la ejecución de trabajos experimentales y teóricos.

  2. Desarrollo experimental: Creación de nuevos materiales, nuevas tecnologías con base en la información disponible. Se prueba en laboratorio antes de salir a la industria misma. 


¿Quiénes pueden postular a la Ley I+D? 

Todos aquellos agentes que realicen proyectos de investigación o desarrollo tecnológico en ciencias o ingeniería con impacto social. Un vez cumplido ese requisito, tendrán que evaluar los criterios exigidos por Corfo para su conformación, tales como contar con personalidad jurídica, demostrar su experiencia en el área, entre otros

Son 11 centros dedicados a la minería: 8 en Santiago, 2 en la Región de Tarapacá y 1 en Antofagasta. Sus principales focos de investigación se enfocan en la sustentabilidad de los procesos mineros, el desarrollo de energías limpias, el impacto medioambiental y tecnologías para una minería más eficiente. Es gracias a estos centros de desarrollo que, en su gran mayoría, las tecnologías creadas salen previamente testeadas, listas para ser aplicadas en una industria que hoy tiene una gran demanda a nivel internacional, siendo Chile quien encabeza el mercado. 

La competitividad en minería es la clave para el desarrollo de innovaciones cada vez más robustas, innovaciones que se desarrollan para optimizar cada parte de la cadena de producción minera. Por ejemplo en una primera instancia se trabaja por hacer cada vez más eficiente el proceso de extracción con el objetivo de reducir los costos. A grandes rasgos se espera que la trazabilidad del mineral sea cada vez más exacta, más confiable, segura y que entregue la mayor cantidad de datos posibles a lo largo de toda su manufactura, para poder tomar decisiones más acertadas. Por otro lado, la trazabilidad para una Minería Verde viene a convertirse en un "must". La certificación para Minería Sustentable o responsable será exigida por los compradores por lo que quienes no la tengan, simplemente no podrán vender y saldrán del mercado. 

Transformar a Chile en un productor de investigación e innovación en minería a nivel mundial requiere de un esfuerzo colaborativo importante. Este esfuerzo se encuentra vinculado, por un lado, con la necesidad de fortalecer y profundizar las capacidades de I+D en minería; por el otro, a articular programas de investigación colaborativos orientados desde las necesidades y desafíos de la industria.

El éxito de este tipo de iniciativas ayudaría a mejorar la productividad, sustentabilidad y competitividad del sector minero a través del tiempo.

Hoy los centros I+D están trabajando en dar solución para que la explotación de minerales sea cada vez más rentable en cualquiera de sus ámbitos. Pero para la creación de nuevas herramientas siempre se debe tener el factor económico por delante para que la rentabilidad global sea cada vez mayor. Es por eso que se evalúa cada etapa del proceso, donde la optimización de recursos es clave hasta el último eslabón de la cadena productiva. 

Otro factor a considerar, de igual importancia para mantener estándares internacionales de producción,  es lo social. Crear soluciones que tengan el menor impacto medioambiental posible para que no perjudique a las comunidades aledañas ni perturbe su forma de vivir.  Por eso que también se desarrollan tecnologías para medir cuál sería el posible impacto de un determinado territorio, permitiendo planificar futuras acciones con las medidas adecuadas para suavizar los efectos colaterales de la explosión de recursos. 

De aquí al 2035

En 2016 Fundación Chile, de la mano de Corporación Alta Ley (entonces Programa Alta Ley), Ministerio de Minería y Corfo, estuvieron a cargo de la investigación y desarrollo del informe Roadmap Tecnológico 2015-2035: Desde el cobre a la innovación. En este documento se toma en consideración el rol de Chile como primer productor de cobre a nivel mundial y la ruta que se debiera seguir a nivel país para el desarrollo e investigación de nuevas tecnologías que apunten a explotar al máximo el recurso. Insta a la creación de centros I+D que se orienten a dar soporte a los proveedores mineros ante una necesidad internacional. ¿Cómo aprovechar la energía? ¿Cómo implementar la economía circular en minería? ¿Cómo otorgamos mayor seguridad para todos? Son sólo algunas de las muchas interrogantes que este informe llega a resolver, el cual abre paso y sustenta la creación de los 11 centros I+D que hoy existen. 

En el marco del desarrollo minero es que se da paso al Programa Nacional de Minería Alta Ley, iniciativa público-privada impulsada por Corfo y el Ministerio de Minería. ¿Su objetivo? Fortalecer la productividad, competitividad e innovación de la industria minera chilena con el fin de impulsar el desarrollo del país. De esa forma Chile se encontrará avanzando hacia la diversificación y sofisticación de sus actividades, siendo líder de las actividades mineras a nivel global. 

De la mano de la Ley se da paso a la Corporación Alta Ley, organización cuyo fin es articular necesidades de la industria junto con organismos mineros públicos y privados para en conjunto desarrollar la soluciones. De esta forma la corporación promueve y propicia las condiciones para la creación de innovaciones engranando diferentes capacidades. Posteriormente tiene la labor de promover las iniciativas en el sector a través de diferentes programas, dando la posibilidad de resolver los desafíos presentes en la minería de hoy. La clave es el trabajo colaborativo entre todas las entidades del ecosistema y así mejorar en conjunto la competitividad. 



El país ideal

En Chile estamos en vías de hacer un trabajo de lujo con las investigaciones que se están llevando a cabo hoy. De cara al 2035 se espera un país cada vez más desarrollado y con más vías de expansión y apertura al mundo minero. Si bien sabemos que la minería tiene altas barreras económicas para generar nuevas innovaciones, al contar con un espacio de prueba se minimizan los riesgos de implementación y con ello, sus fallas. Esto reduce la pérdida económica que puede existir, por lo que la creación de los centros I+D se torna clave para validar la seguridad y efectividad de la tecnología implementada.

Cada creador válida entonces la tecnología en los propios centros, pudiendo proyectarla a la industria en general. Experimentos que finalmente se transforman en herramientas concretas para una industria que busca avanzar y crecer y así garantizar su éxito. Cada desafío es clave enfrentarlo de manera conjunta, profesionales se necesitan mutuamente para sacar adelante proyectos, lo mismo que agentes públicos y privados para levantar capital, por ejemplo. Finalmente, si todos levantan una necesidad país será más fácil saber hacia dónde dirigir los esfuerzos. Los centros I+D apuntan a la proyección de sus desarrollos, siempre enfocados a lograr los objetivo trazados. El potencial de la minería es clave para que la motivación por la creación de tecnología alrededor de ella no decaiga. 

Nuestra participación

En diciembre de 2019, fuimos invitados a ser parte del selecto grupo de empresas de tecnología minera, como Enaex, Hexagon e Intersystems, entre otros, que junto a empresas mineras como BHP, Codelco, Collahuasi y AMSA participa de la definición de problemáticas y posibles soluciones en el marco de la creación del Roadmap de Innovación Tecnológica para la Minería 4.0, documento que está siendo elaborado por Fundación Chile, con el apoyo de Corfo e Interop. Este documento es la bajada hacia la minería 4.0 del Roadmap Tecnológico 2015-2035 y que viene a reforzar los esfuerzos que en la materia de I+D+innovación (I+D+i) se están realizando para que Chile sea líder en la oferta de minería y no sólo de minerales.

Patricio Rojas Abalos
CEO & Co Fundador